fbpx

El 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, lucha por la igualdad, participación y empoderamiento de la mujer. Pero, ¿ cual es la realidad?

La semana pasada, tomando un café con una amiga, dijo una frase que me hizo sentirme totalmente identificada:  “Ser madre trabajadora es como ser un pulpo” .

¿En qué sentido?

Una madre mientras está atendiendo una llamada de trabajo, sosteniendo el teléfono con el hombro, está con la  mano derecha dándole un yogur a su hija pequeña y con la  izquierda programando el mando a distancia para que su hija mayor vea los dibujos y al mismo tiempo apartando del suelo un juguete con el pié,  y todo esto, sin caerse.

Seguro que esta situación se la están imaginando muchas madres.

Ahora los chicos estaréis pensando, ¿sois capaces de hacer todo eso al mismo tiempo?

Pues sí señores, acordaros de vuestras madres, somos capaces de eso y mucho más, solo nos falta que el resto de la sociedad y sobre todo las empresas lo vean.

Aunque está muy de moda la igualdad de contratación, igualdad de salarios, igualdad en las oportunidades de promoción entre hombres y mujeres, la realidad de las empresas es muy distinta.  ¿Cuántas mujeres  ganan más dinero que un hombre en su mismo puesto? ¿cuántas contratan cuando están casadas y tienen hijos, si pueden contratar a alguien soltera que pueda tener dedicación exclusiva¿Cuántas mujeres hay en puestos directivos en España?

Ante esta última pregunta me gustaría daros una respuesta:

En 2010 escribía este mismo artículo y los datos eran los siguientes:

Según el International Business Report (IBR) de Grant Thornton, en España las mujeres desempeñan el 21% de los cargos directivos en empresas de tamaño medio y grande (más de 100 empleados), pese a que suponen el 51% de los titulados superiores y el 44% de la fuerza laboral de nuestro país. El porcentaje de mujeres directivas en España ha bajado tres puntos respecto el año pasado, cuando se sitúo en el 24%, volviendo así a los niveles de 2009.

¿Qué ha pasado 10 años después?

Según el informe ‘Women In Business’ realizado por la consultora Grant Thornton.El número de mujeres que ocupan cargos de responsabilidad directiva ha aumentado en el último año en cuatro puntos hasta el 34%. Se trata de la cifra más alta de los últimos 16 años y lleva a España a afianzar su posición en el ‘top 10’ mundial en materia de igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

Y aunque hemos crecido, debemos seguir luchando para conseguir el 50% al menos, ¿Qué podemos hacer nosotras?

Yo no creo que la solución sea que las empresas den más flexibilidad, teletrabajo,  y todas esas medidas tan populares de conciliación. Aunque por supuesto ayudan,  pero bajo mi punto de vista ayudan más a que las mujeres  puedan trabajar y ser madres,  pero no a que puedan estar en puestos directivos.

Hay estudios que demuestran que empresas que cuentan con un mayor número de mujeres en el cuadro de mando obtienen mayores resultados y son más rentables.

Las mujeres tomamos decisiones desde un punto de vista diferente,  es una habilidad innata que podemos aportar a las empresas, similar a lo que contaba al principio con la metáfora del pulpo.

Poseemos cualidades, diferentes a los estereotipos de la dirección masculina. Somos más cohesionadoras, en el sentido que somos mejor negociadoras, tendemos a buscar ese “win to win”  que a los hombres, cuesta mucho más debido a su innata competitividad.

No os preocupéis seremos capaces de atender nuestras responsabilidades familiares y  nuestras responsabilidades laborales igual que nuestros compañeros, confíen en nosotras.

¡Déjenos desarrollar nuestras habilidades y su empresa mejorará  los resultados!

DIRECCIÓN

Calle Laverde Ruíz, 3, bajo 15702 Santiago de Compostela (A Coruña)

Calle Martínez de la Rosa, s/n, bajo 15570 Narón (A Coruña)

INFORMACIÓN LEGAL

CONTACTO

TRABAJA CON NOSOTROS